Odin Sphere

votar Estamos en el año 2007(fecha en la que llegó Odin Sphere a EE.UU. y Japón, en Europa lo tuvimos un año despues). La séptima generación de consolas ya está instaurada en el mercado, y ya casi todas las desarrolladoras se han olvidado de XBox(original) y GameCube en pro de la siguiente generación. PS2 aún seguía, pero muy débil ya que PS3 estaba al caer, y las desarrolladoras poco a poco, fueron abandonando PS2 poco a poco(a día de hoy, casi no salen juegos de PS2, con excepciones de multiplataformas, que suelen ser la misma versión que de Wii).



Los juegos de calidad para PS2 escaseaban y ya sólo se avecinaban juegos shovelware para aprovechar los últimos jadeos de una consola moribunda. Entre los primeros está Odin Spere, desarrollado por Vainillaware y ATLUS.

El juego impresiona muy fácilmente a primera vista por su increible apartado artístico, basado en los cuentos de hadas. Pero va mucho mas allá con una banda sonora realmente magistral y un apartado gráfico simplemente, sublime.



El apartado gráfico se podría decir que es casi único: no usa sprites de toda la vida de los que compones un personaje... Sino que usa sprites que componen una pequeña parte del cuerpo(brazo, pierna, antebrazo...) y se van juntando formando para formar un personaje. A todo ésto se le suman unos decorados llenos de detalle y una variedad de colores realmente enorme. El resultado es la sensación de estar viedo una película de aimación o un cuadro en movimiento. Aunque no es el primer juego que usa una técnica así: Princess Crown de Saturn ya usaba esa técnica de sprites(aunque bastante limitado por la potencia de Saturn), y esa técnica volverá a ser usada en Muramasa: The Demon Blade para Wii ,ambos desarrollados por Vainillaware).

El sonoro es también está bastante trabajado: melodías orquestrales y épicas compuestas por Hitoshi Sakimoto, el cual también compuso la banda sonora de Final Fantasy XII. Todo ello acompañado de un soberbio doblaje japonés, sin menospreciar el también genial doblaje americano.

Jugablemente, no es que sea muy innovador: un action RPG con mucho toque beat-em up, cierta exploración, y poco más... Aun así, no es mala fórmula, y si se es fan de la acción, no desagrada para nada en ansoluto. Las cinco historias que se tratan, cada una con su personaje; se entrelazan de forma maravillosa creando un mundo completamente mágico y vivo, y dándole variedad jugable.



Sin embargo, hasta los juegos más grandes tienen sus fallos: los mapas pueden llegar a ser muy repetitivos, la música a veces puede quedar muy en un segundo plano a pesar de su calidad. El apartado jugable puede ser el apartado con más pequeños fallos. El control no permite jugar con la cruceta, ya que muchas veces, el stick analógico no resulta del todo cómodo y práctico, y algunos personajes son complicados de manejar(como Mercedes).

En resúmen: Odin Sphere es una pequeña gran obra de arte, donde se nota la pasión por el arte que hay en los videojuegos. Como todo gran juego, tiene sus pequeños fallos, pero se pueden obviar fácilmente, aunque no tanto como el del control.

1 frikis que han comentado:

  1. A&K dijo...

    Cuando salió en su momento estuve viendo análisis y demás y me gustó bastante, sobretodo por el estilo gráfico y esas batallas contra jefes en mapas ultra-horizontales.

    De no haber tenido otros juegos con prioridad seguramente me lo habría pillado para probarlo.