Mirror's Edge

Mirror's Edge es fácilmente etiquetable como uno de los juegos con más hype del 2008. Ya desde su primer trler, apuntaba a maneras de no dejar a nadie indiferente: ha creado en todo el mundo especializado miles de fans a la vez que detractores.

Mirror's Edge nos propone la innovadora idea de un plataformas de "parkour" en primera persona. Una idea original donde menos, pero como la experiencia a lo largo de los años en el mundo de los videojuegos nos enseño: no se vive sólo de ideas originales.

Su apartado gráfico es artísticamente bello. Los edificios y obstáculos tienen en general un diseño bastante notable, con algunas excepciones de poca importancia, pero que si se es muy exigente, estropean un poco el apartado. Mención especial al apartado artístico, que nos muestra una ciudad futurística realmente bien lograda, y que recuerda mucho a la novela 1984, pero más moderna e informatizada.



El sonido de Mirror's edge no se ha cuidado tanto como el gráfico, pero no es malo. Música funcional, que no destaca, sonidos correcctos. Pero lo mejoran un genial dolaje(al menos en la versión epañola) y la canción principal Still Allive cantada por Lisa Miskovsky(no confundir con Still Alive de Jonathan Coulton, de Portal).



Pero vayamos al apartado más importante: el juego en sí. La sola idea de un plataformas parkour en primera persona es todo un arma de doble filo, ya que si la idea no está bien llevada, todo lo demás se desmorona. Sion embargo, el estudio DICE ha obrado bien, y el resultado es bastante más que aceptable, pero no soberbio.
Los fallos radican en la relativamente escasa duración del título, el cual se puede pasar en unas perfectas doce horas, pero sus tres niveles de dificultad y modo contrarreloj pueden alargar relativamente la vida del juego.
El modo de control es un error bastante importante. Las acciones principales(saltar, girar, atacar y deslizarse) son llevadas a los gatillos y botones de los dedos índice del mando. Ésto es un gran problema con los mandos poco resistentes de XBox360(los cuales no resisten bien una caída de accidental de un metro, y se rompen las resistencias de los botones frontales). Y no permiten la personalización de controles, grave error por parte de DICE.
Y quizás el error más importante es el escaso del modo Online, al quedarse únicamente en tablas de clasificación y descarga de fantasmas para el modo contrarreloj, sin la posibilidad de desafíos a tiempo real, lo cual habría sido un gran acierto.



Sin embargo, Mirror's Edge no es un título malo, pero tampoco imprescindible. Impresiona la innovadora idea de la primera persona, pero tiene errores y fallos bastante importantes que se podrían haber solucionado si se le hubiese dado más tiempo de desarrollo.

1 frikis que han comentado:

  1. A&K dijo...

    Me bajé la demo para PS3 y la verdad que el juego me gustó mucho, no sólo por la novedad, sino por el apartado visual (con pocas líneas y colores han logrado buenos resultados).

    Sin duda el detonante para no haberlo comprado ha sido la duración... en cualquier sitio que lea sobre el juego se quejan de lo mismo. Y bueno, la parte contrarreloj y fantasmas lo veo un poco soso, lo que me gustaría son nuevos niveles completos (seguro que más adelante sacarán alguno que otro, pagando por supuesto ¬¬).