Sería el año 1996. En plena crisis económica de Japón, la famosa empresa Nintendo estaba al borde la quiebra en un momento crucial de la empresa, la salida de la GameBoy Color. Nintendo decidió atrasar la salida de una portátil con pantalla a color ya que su política es usar tecnologías ya asentadas y aprovecharlas al máximo, y otra consolas como la Game Gear ya poseían esa pantalla a color.

Al borde de la quiebra necesitaban un juego poderoso que enganchara a todo el mundo y fuese de escaso ocupación e memoria, ya que no se podían permitir la fabricación masiva de jugos de GBC. En ese momento, Satoshi Tajiri envió un juego con unos monstruos pequeños llamados Pocket Monsters que podía pasar. Nadie nunca imaginó que el capturar bicho que evolucionaban para hacerlos combatir y con la posibilidad de intercambiarlos fuese a resultar tan popular.

La fama del juego fue tal que gracias a esto, la empresa desarrolladora, Game Freak, y la propia Nintendo consiguieron salir adelante para seguir creando más juegos. Pero sabían que tenían que mejorar poco a poco, haciendo que en la siguiente generación se sumasen más monstruos y la capacidad del horario con días de la semana.

La siguiente entrega salió bastante mal parada, ya que aunque los combates se hicieron más estratégicos, se perdía la capacidad del horario que tanto importaba, al menos no estaba tan marcado. El la última edición se pusieron muchas novedades que no están del todo mal, pero lo jugadores clásicos no están del todo conformes.

Los jugadores clásicos, que llevan jugando desde la primera edición y ahora ya muchos tienen la mayoría de edad les gustaría seguir jugando a ese juego, pero debido a que su historia siempre ha ido dirigiendo a los nuevos jugadores, los clásicos que juegan son cada vez menos y su paciencia cada vez es menor. Sería muy agradecido por parte de Nintendo y Game Freak que en próximas ediciones se utilizara una estética más adulta y seria con algo de trasfondo. No digo que la historia de la amistad está mal, pero es que ya empieza a a repetirse. Los jugadores crecen y las empresas deberían intentar gustar a todos.

1 frikis que han comentado:

  1. Noelet dijo...

    Menos mal que los bichillos de bolsillo salvaron a Nintendo, porqué creo que es una de las pocas desarrolladoras que tienen esa "mágia" de antaño.
    Y yo soy el tipo de usuario que describes, me atrajo el juego de jovencillo, pero ahora (ya con unos añitos en la espalda) sigo disfrutando de esta franquicia, no se si por nostalgía, por nintendero o por friki!! (O una combinación de ambas)
    Ma gustao mucho el post ^^
    SaluDs Wiiiiiiiiiiiiiiii