Super Smash Bros Brawl


Bien, este juego, desde que salió ha llegado con polémica, y por eso conviene que la revise con todas mis capacidades.


Este juego es uno de los primeros juegos de DVD de doble capa, con lo que muchas consolas han tenido que enviarse al SAT por un problema en algunas unidades de las primeras que se frabricaron por un problema en la lente. Pero ese problema no me pasó a mí, por lo que opinaré sobre este juego.

El modo Emisario Subespacial es algo con más intenciones que éxito. Está bien planteado, la historia que tiene no está del todo mal, pero es que esas escenas de yo contra el barrio tan famosas la verdad es que no están del todo bien planteadas, quizás por la escasez de enemigos, ya que no reaparecen tanto como en aquellos viejos juegos como Double Dragon. No está mal, pero se le podía haber sacado aún más jugo.

El modo clásico es el conocido modo de lucha que se conoce hasta el tato. Son combates al azar, donde te enfrentarás en equipos, contra un equipo, contra un enemigo gigante, de metal, de todo. No se ha metido ninguna gran novedad con respecto al conocido Melee. Poco que destacar.

Siguen los queridos trofeos, pero que se conseguirán la mayoría en el emisario subespacial. Además de esa colección de troféos, se ha añadido una extensa colección de pegatinas, lo que hace que las coleccines sean más difíles de completar, lo que nos faltaba.

Pero se acabó eso de meter monedas en la máquina de gashapon para conseguir troféos, ya que ahora está el lanzamonedas, un juegos al estilo matamarcianos, bastante irritante.

Ahora, vamos a otros datos técnicos. Se han puesto 25 personajes, pero podían haber sido 26 si ni hubiera problemillas con Square-Enix, pero, al final ha quedado con esos. Todavía no hay una lista definitiva de los mejores luchadores debido a la escasez de competiciones, pero al paracer entre los mejores están Lucario, ROB y Captain Falcon.

También se han metido diversos objetos, entre ellos los ayudantes, aunque estos han sido puestos más que nada para hacer algo de publi, como Saki Amamiya, Excitebike y Dr. Wright, entre otros. Por no hablar de la bola Smash, que me saca de quicio.

Si hubieran cambiado la bola Smash por una barra de energía para hacer el ataque final, como en otros juegos de lucha, hubiera estado infinitamente mejor.

Este es sin duda un juego bueno, pero que podía haber sido infinitamente mejor. Es como un diamante de 200 quilates, pero que no ha sido pulido de forma adecuada.

0 frikis que han comentado: