Yu.Gi-Oh!: La película

Bien, ahora voy a opinar sobre una película de anime. Voy a empezar con una de las peores películas de la historia. Sí, esta peli es como un forúnculo. No hay mejor manera de decirle a alguien que le odias que haciéndole ver esta peli. Por favor, os advierto. No la veáis nuca. Solamente fuí porque otro pagaba y además daban una carta gratis con la entrada, pero es que no merece la pena sufrir tanto por una carta. ¿Sabes cuanto de mala es esta peli? Cuando estoy escribiendo esta opinión, esta peli llevaba el puesto de la 96º peli más mala de la historia en la IMDB, así que, imagináis si me estoy sacrificando por vosotr@s.



La peli empieza con Seto Kaiba y Yugi Mouto en un duelo(¿No tienen nada mejor que hacer?). Pero no es un duelo real, es una simulación. El tío este tiene millones de dólares que puede invertir en mejorar el mundo y lo invierte en ser un mejor duelista, desde luego, le quitaron de la teta de su madre muy pronto. Entonces, Kaiba va a ver a Pegasus para conseguir una carta que pueda derrotar a los dioses egipcios. Después de un duelo mierda y corto, Kaiba gana (toda una sorpresa) y consigue dos cartas. Una es una trampa que impide que los dioses tengan efecto, y la otra es un monstruo que hace decidir qué efectos se aplican. Entonces hay otro duelo entre Yugi y Kaiba (predí la cuenta en el número 500) y luego aparece la magia (magia, nunca lo hubiera imaginado). Yugi tiene un duelo contra una especie de monstruo antiguo y Yugi gana, como siempre (nada más predecible). Al final de todo, todo vuelve a estar como antes.


Yo me pregunto, ¿para qué ver esta bazofia si luego todo está sin cambios? Bien, ninguna peli hace que cambie mucho el anime, pero al menos es potable. Pero es que esta peli es una mierda. No la veáis ni aunque os den un millón de euros. No la veáis o sufriréis más que una persona a régimen en un buffet libre. No la veáis aunque vuestra vida dependa de ello, simplemente morid directamente.