Game Gear

Hoy voy a dar un pequeño homenaje a una de las primeras consolas portátiles que tuve. Es la Game Gear, de Sega.


Aunque creáis que la Game Boy Color es la primera consola en color, no es así. Esta consola salió en 1990 y fué la tercera consola portatil en color, después de otras consolas menos conocidas (por no decir totalmente desconocidas). Además, esta consola estaba retroiluminada, como lo fué la GBA SP, es decir, unos 13 años antes de esa consola.

La consola, la verdad, apenas tuvo éxito. Es más, no creo que se hayan sacado más de 10.000 unidades en Europa, y yo tengo dos (si, era un niño con suerte). Pero, ¿por qué fracasó?. Primero, era muy cara, y eso siempre influye. Segundo, es un mastodonte. Mide 21 x 11 x 4 centímetros. Para que os hagáis una idea, mi monitor es de 1024 x 800 píxeles. Ocupa 3/4 del largo y 1/2 del alto. Puedes juntar los codos a los costados y podrías cogerla sin dificultad. No me imagino a nadie hoy mismo en el metro con tal ladrillo. Pesa alrededor de medio kilo con pilas y juego. Con lo cual, no es del todo portátil. Otra cosa que causó su declive fué que necesitaba 6 pilas AA. Si, necesitabas medio paquete de pilas, y lo peor es que solamente duraba unas 5 horas. No podías entretenerte un viaje muy largo con esta cosa. Pero lo más importante es que los juegos eran muy malos, por no decir un puñado de truñacos. Salvo unos Sonics, el Columns (juego de puzles del que se basan ahora mismo muchos juegos) y dos Mortal Combats, no tiene ningún juego memorable.

He de admitir, que para ser una consola portátil tenía buenos gráficos. Prácticamente eran los de la Master System de SEGA. De hecho, se podía programar un juego en la Master System y meterlo en la Game Gear sin reconfigurar ni nada, pero sin embargo no se podía hacer el reves, porque la Game Gear tiene una paleta de colores más amplia.

En cuanto al sonidos, tenía estereo, que solo servía si acoplabas auriculares o altavoces, con una calidad excelente. Pero casi ninguno se programó con capacidad estereo.

También tenía conexión entre consolas con un cable, pero no he encontrado ese cable por Internet. Pero lo más asombroso es que se comercializó una antena para poder ver la televisión, pero su ingente luminosidad hacía que no distinguieras casi nada.

La verdad es que esta consola es indipensable para entender los juegos actuales, aunque sea un fracaso comercial. La retroiluminacion y la amplia paleta de colores constituyen un hito en las capacidades de las consolas portátiles.

1 frikis que han comentado:

  1. Potxolo dijo...

    Yo tambien tengo esa preciosidad de consola. En su dia me parecia una grandisima consola. Tenia bastante juegos guapos y que pudierar tirar un sonic y el sonic 2 en esa consola era impresionante. Rechace varias veces la opcion de tener una Game Boy y nunca me voy a repentir de ello. Como bien dices, para conocer bien el mundo de las consolas y sus juegos es importante saber sus origenes y uno de los mas importantes sin ninguna duda es esta preciosidad.