Final Fantasy VII

Bien, es hora de opinar sobre un clásico. En mi opinión, el segundo mejor Final Fantasy de todos. El mejor es el VIII (esto es una opinión personal, es muy probable que no coincida).


Bueno, este juego es curioso. La verdad, no se por qué Square decidió que el VII fuera de minijuegos. Un momento, me llaman...

Cinco minutos después

Estimados lectores, después de casi diez años con este juego, acabo de descubrir que no es de minijuegos, sino un RPG. Después de esta infancia destrozada, voy a analizar el juego.

La verdad, no se por qué dicen que es un RPG por turnos a tiempo semi-real. Porque cada cinco minutos había un minijuego. Y la verdad, la mayoría están un poco forzados, como en el que tienes que reanimar a una niña, desfilar una marcha o en el que una tía tiene que abofetear continuamente a otra (yo me lo imaginaba más erótico). Es que, en serio, la mayoría de esos minijuegos no tendrían ni que estar, ya que lo único que hace es ocupar memoria pudiendo ponerla en otra cosa como mejorar gráficos.

Eso es otro tema, los gráficos. Voy a ir directo. Yo, cuando veo a Clued y al grupo en el mapa, me parecen niños pequeños, sin ánimo de ofender. No creo que les costase demasiado hacer el cuerpo un poco más alargado para que se pareciese más al de un adulto. ¿No es así?

En este juego, que solo salió para PSOne, hay una historia de enfrentamiento con Nintendo. Veréis, SQUARE intentó sacarla a la vez en PSOne y N64, pero Nintendo dijo que no, porque no querían hacer un dispositivo extra que leyera CDs solo para ese juego. El problema estaba en que ocuparía más de un cartucho de N64. En las consolas de cartuchos, el juego se guardaba en el cartucho y era intransferible a otro cartucho. Con lo que sería totalmente imposible cambiar de cartucho sin cambiar de consola, pero no existía este problema con los CDs.

Después de daros esta pequeña lección de historia, debo recalcar, que me impresiona que un malo tenga más popularidad que los protagonistas (casos como este se cuentan los dedos de las manos y los dedos de los piés, no sigáis la canción), aunque es comprensible, porque parece que dedicaros la mitad de los presupuestos de Artwork para hacer a Sephiroth, y el resto mal repartido por los demás.

Una cosa que decir, el juego es jodidamente largo, y eso que me gusta. Juegos como estos (de más de 100 horas de juego) ya no se hacen, algo que deberíamos recuperar.

Puntos buenos:
*Muy largo
*Sephiroth

Puntos malos:
*Los protagonistas parecen niños
*Demasiados minijuegos

Puntuación final: 97